El conocido síndrome de la cintilla, un mal frecuente en el corredor!!!

El síndrome de la cintilla iliotibial es una de las lesiones más comunes en corredores. Es la principal causa de dolor lateral en la rodilla siendo el 12% de corredores que la padece anualmente. Se atribuye a la excesiva fricción de la banda iliotibial sobre el epicóndilo femoral lateral durante los movimientos repetidos de flexión extensión, según diversos estudios a los 20 – 30 º . Algunos autores defiende que es una vascularizada capa de tejido graso que se encuentra en esta región la que se irrita y provoca los síntomas.

La causa de la lesión se atribuye a diferentes factores como la disminución de flexibilidad (ejemplo de las estructuras laterales) y la debilidad de músculos como los abductores de cadera.

La clínica que presentan los pacientes que acuden a la consulta es un dolor en la cara lateral de la rodilla. Les duele a los pocos minutos de correr teniendo que ceder la actividad. Muchos de ellos tienen un aumento de dolor posterior al cese de la actividad que les impide andar correctamente.

Diversos estudios científicos nos hablan de factores de riesgo que pueden contribuir a la aparición de la lesión como una excesiva aducción y rotación interna femoral durante la fase de estancia en corredores y un aumento de inclinación lateral del tronco. Otros factores de riesgo que se han estudiado son la pronación de retropié que contribuye en ocasiones a que lo nombrado anteriormente se exacerbe.

En clínica realizamos varios tests como el Test de Thomas o el Ober Test para valorar la flexibilidad de estructuras que pueden estar implicadas en el problema como la estructuras laterales. Además de otras pruebas de movimiento que nos puede aportar información relevante acerca de la lesión.

Una mala planificación de los entrenamientos puede llevar a un corredor a padecer una lesión de la cintilla iliotibial. Por tanto se recomienda realizar una adecuada progresión en el manejo de las cargas.

El tratamiento de fisioterapia se centrará en la recuperación del tejido dañado y progresivamente en readaptar al paciente en la actividades que realiza. Es indispensable la realización de un programa de ejercicios que puedan ayudar al paciente a la prevención de futuras recaidas. Estos ejercicios se relacionan con mejoras en el control motor de la extremidad inferior, aumento de fuerza resistencia de músculos debilitados que puedan tener relación con el problema, hasta mejoras en la biomecánica del corredor con ejercicios de técnica de carrera específicos para cada uno.

Ante un problema como este, no dudes en acudir a tu fisioterapeuta!

Recent Posts

Entrevista pilatera

Extracción ecoguiada

All Categories

Get Free Consultations

SPECIAL ADVISORS
Quis autem vel eum iure repreh ende